miércoles, octubre 25, 2006

El Muro de Jared

Conforme todavía en la ciudad fantasma se extienden las sombras en la alfombra, carpeta naranja, yo pienso y arrojo piedras contra la pared que lleva el nombre de "Jared".
Toma mi mano ensangrentada una y otra vez las rocas, pero estas meramente estallan contra un metal indestructible.
Todos en la ciudad fantasma dan vueltas sin sentido, y se dice que lo harán por siempre. Eternamente entre los muros y los nombres... Y al hablar de los nombres vuelvo a pensar en mi amiga Jared.
¡Jared, hace tan poco que nos conocimos y hoy se levanta este muro entre nuestras realidades! ¡Y Oh Jared! Ya no te escucho arrojando las piedras por todas las promesas que alguna vez nos hicimos...
Grito tu nombre, lo grito; pero no hay respuesta; sólo sombras que se extienden por el gravamen; se quejan; y el demonio que en mí golpea las paredes de su celda sin descanso, finalmente es liberado.
Ya no me queda una sola piedra dentro del círculo de sangre. Y en cambio entrego mi frente, de rodillas, ante el muro de Jared.

2Comentarios:

Blogger MAXIMON said...

Yo a veces tengo miedo de tropezarme y caerme al cielo.

11:10 p. m.  
Blogger Zametov said...

Al menos te das cuenta que tropezás. GuOkk

9:55 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home